Exfoliante corporal. ¿Sí, no? ¿Cuándo? ¿Porqué?

¿Dudas sobre la necesidad o no de utilizar un exfoliante corporal?

Seguro que te lo has preguntado muchas veces. Una exfoliación tiene por objetivo la eliminación de las células muertas.

¿Sabes cuántas celulas mueren por día en el ser humano?
440 millones y van siendo reemplazadas por un número igual. En otras palabras, cada hora el cuerpo regenera más de 18 millones de células.
Para eliminar la parte que corresponde a nuestra piel de estas células que mueren es adecuado tener como rutina de baño la exfoliación.
La exfoliación corporal es diferente a la exfoliación del cutis.
¿Cuántas veces es conveniente  exfoliar  la piel del cuerpo?
Dos o tres veces a la semana máximo, y no solo cuando estamos pensado en la operación bikini. Para una piel suave, sana y perfecta debe ser parte del ritual de baño todo el año y siempre con un exfoliante suave que respete la piel, recuerda que es el organo más grande de nuestro cuerpo y merece que lo cuides.
Una buena forma de aplicar el exfoliante corporal es en la ducha. Es curioso cómo ponernos una crema corporal hidratante está en la rutina de muchas de nosotras pero lo de la exfoliación cuesta un poco más, siempre puedes poner el producto de hidratación al lado del de la exfoliación para acordarte, porque este es uno de los motivos por los que alguna vez se deja de utilizar, porque no nos acordamos.
¿Cómo?
Pon un poco de exfoliante en tus manos y aplícalo con  movimientos suaves, en sentido circular, y en nalgas, vientre y caderas. En las piernas, empieza por los tobillos y luego ve ascendiendo en dirección al corazón, igual que en los brazos y hasta llegar a los hombros. Como en la espalda nos cuesta un poco más llegar, puedes utilizar un cepillo de ducha con una manopla…o que alguien te ayude. A mi siempre se me quedaba una pequeña zona en la espalda a la que no tenía acceso, leí por ahí ésta solución y ha he implantado rápidamente. Este masaje hace que se active la circulación y el sistema linfático, al aumentar el riego podemos mimarnos con este masaje  que estimula los músculos, drena y nos aporta bienestar y también es anti envejecimiento porque al activar la circulación, también oxigena la piel.
Exfoliar la piel hace que esté más preparada para cualquier tratamiento que le pongas después, es muy necesario ya que es una manera de renovar la piel y así las cremas aplicadas con posterioridad penetrarán mucho mejor. Tanto si  son hidratantes como  si son tratamientos anti-celulíticos o un auto-bronceador.
Exfoliar antes de la depilación, el objetivo es que no se queden pelitos en la piel que dificultan su extracción, dependiendo del tipo de exfoliante mejor un día antes de la le depilación. Aunque los hay tan suaves que pueden usarse unas horas antes siempre según el tipo de piel y producto usado.

Deja un Comentario