Cuando te amas y te respetas a ti misma, la desaprobación de alguien no es nada que haya que temer o evitar

6 claves infalibles para sentirse bien con uno mismo

Tú tienes el poder de cambiar, ¿te atreves?

“Cuando te amas y te respetas a ti misma, la desaprobación de alguien no es nada que haya que temer o evitar”.

Esta frase del psicólogo estadounidense, autor de exitosos libros de autoayuda como Tus zonas erróneas, resume a la perfección la importancia de sentirse bien con una misma.

¿Cómo conseguirlo?

Es un largo viaje que todo ser humano debe emprender y debe hacerlo sin tener prisa, porque cada persona tiene su proceso y este que nos ocupa en este momento requiere paciencia.

Sentirse bien con uno mismo puede resultar, a priori, una tarea sencilla que todo el mundo debería estar predispuesto a llevar a cabo.

Muchas veces no preocupamos más por los demás que por nosotros mismos, y esto se puede volver fácilmente en nuestra contra.

Solo cuando estés bien contigo misma podrás sentirte bien con los demás.

Es genial que puedas dar amor incondicional a tus hijos, que te muestres cariñosa con tus compañeros de trabajo, que le prestes toda tu atención a esa amiga que reclama tu atención pero, ¿crees que podrás estar al 100 % en todas esas situaciones si no estás a gusto a nivel personal?

La relación entre la autoestima y sentirse bien con uno mismo

La principal ventaja de estar a gusto con uno mismo es que la autoestima mejora considerablemente.

¿Por qué no intentarlo?

Igual que aprendemos a montar en bici o a jugar a las cartas podemos conseguir queremos más.

¿No crees que merece la pena probarlo?

Una persona que no se valora a sí misma y, por tanto, no está bien, no es capaz de ver y reconocer esas cosas que hace correctamente, porque siempre pensará que ha sido cuestión del azar o consecuencia de factores externos.

Pasos para estar bien con uno mismo 

Puedes buscar la ayuda de un profesional para que te guíe en este camino, pero también es recomendable cambiar ciertas pautas diarias que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

¡Te dibujamos una estrategia para ello!

Empieza a creer en ti 

¡Valórate más!

Puedes conseguir muchas más cosas de las que tú te imaginas, pero tú misma, con esos pensamientos negativos que ocupan tu mente, te estás frenando.

En ocasiones, nosotras mismas sin querer nos ponemos la zancadilla y nos convertimos en el principal obstáculo para caminar y avanzar hacia una vida mejor.

Un consejo: escribe en un post it la frase “Creo en mí” y colócala por distintos rincones de tu casa: en la puerta del frigorífico, en el espejo del cuarto de baño, en la pantalla de la televisión, en la puerta de salida a la calle, en el cabecero de tu cama… Cuando flaquees y mires a tu alrededor, ¡encontrarás la fuerza que necesitas para mantenerte en pie!

Mírate con las mismas gafas que lo haces con los demás 

¿Por qué cuando tu amiga te manda un montón de mensajes de whatsapp contándote un problema que ha tenido en el trabajo, tú enseguida te pones de su lado y la apoyas en su versión de que ella no ha hecho nada malo y que han sido sus compañeros los culpables de la bronca que le ha caído, mientras que cuando tú tienes una discusión en la oficina te culpabilizas de todo, no siendo esto del todo cierto?

Si quieres empezar a sentirte mejor contigo misma debes juzgarte de la misma manera que lo haces con los demás. Eso se llama empatizar.

¡No seas tan rígida y exigente contigo!

Ama tus defectos 

Eres como eres, con tus cosas buenas y tus cosas malas y con tus virtudes y tus defectos.

¿Crees que tu vecino de arriba es perfecto y nunca se equivoca?

¿Piensas que los demás no cometen errores y que saben hacerlo todo bien?

Cambia esta forma de pensar porque la que no está en lo cierto eres tú.

No hay nadie perfecto como tampoco hay nadie imperfecto, cada ser humano está completo con esas dos caras que tiene y que muestra a los demás, pero esto no es todo.

Los que te rodean -amigos, familiares, pareja, compañeros- te quieren por lo que eres, con tus cosas buenas y tus cosas malas.

¿Qué tal si empezamos a asumirlas?

Redacta una lista con tus fortalezas y con tus debilidades.

Si crees que hay algo que mejorar (todos tenemos algo que se puede cambiar), hazlo por ti, no por los demás.

Sé egoísta, sé independiente 

Aunque tengas hijos o parejas, la felicidad pasa por ti misma, no por terceras personas, por eso es muy importante que te conozcas a ti misma y que aprendas a aceptarte y a quererte un poquito más.

No bases tu felicidad en los demás porque, ¿qué pasaría si algún día no estuviesen?

Y no hablamos de la muerte, nos referimos a algo tan normal como que tus hijos abandonen el hogar familiar para irse a vivir al extranjero.

Acéptate 

Si te tuvieras que definir con un adjetivo, ¿cuál escogerías: perfeccionista o conformista?

Si realmente lo que buscas es ser feliz contigo mismo, destierra estas dos palabras de tu vocabulario.

No te trata de querer ser siempre el mejor en todo siempre, ni tampoco de acomodarse a la situación que tienes y vivir amargada, es cuestión de asumir que o haces algo por cambiar o acepta esta situación.

No hay una postura buena o mala, es cuestión de ti y de que sepas lo que quieras.

Mantén hábitos saludables 

Y, no nos cansaremos de decírtelo una y otra vez, una mala alimentación tiene consecuencias sobre tu estado de ánimo y tu físico.

Realiza cinco comidas al día, incluye en tu menú abundante cantidad de frutas y verduras, destierra el alcohol y el tabaco, practica 30 minutos de ejercicio físico al día y, si encuentras hueco en tu jornada, no te vendría nada mal llevar a cabo una actividad mental como leer, jugar al ajedrez o resolver crucigramas o sopas de letras.

¿Y qué ocurre al final de este camino cuando hemos conseguido cambiar y comenzamos a sentirnos mejor con nosotros mismos?

Estamos más confiados, más fuertes, más optimistas y con más energías para vivir la vida hasta sus últimas consecuencias.

Vamos, hoy te toca ser feliz.

Fuente: Diario femenino

Foto/ Pixabay.

La ilusión óptica de Ninio: ¿Por qué no puedo ver los 12 puntos de la imagen?

Test visual: ¿Cuántos puntos negros ves? Tus ojos pueden mentir

Se debe suponer que, si nuestros ojos no ven, nos están mintiendo

Parece un proverbio, pero es una realidad demostrada por una imagen “simple”, objeto de un trabajo científico para estudiar el alcance real que puede tener nuestra vista.

Los puntos negros en una cuadrícula muy ligera tienden a desaparecer, y nuestros ojos las muestran en grupos, lo que nos da la sensación de movimiento.

La increíble ilusión óptica es obra de dos científicos de la École Normale Supérieure de París y de la Universidad de Oregón.

¿Cuántos puntos negros ves al mismo tiempo?

En la imagen podrás ver que hay 12 puntos distribuidos regularmente por toda ella.

Ver los 12 puntos no es el reto, consiste en verlos a la vez.

Si no puedes hacerlo, no te preocupes, es imposible.

Los puntos están ahí, pero la ilusión óptica hace que parezca que van apareciendo y desapareciendo según vas fijando la vista en ellos.

Increíble, ¿verdad?

Entonces nuestros ojos “mienten” para compensar la incapacidad de procesar información de manera simultánea: en la imagen hay doce puntos negros en algunas posiciones, pero nuestro cerebro no puede ver simultáneamente, lo que nos da la ilusión de una imagen en movimiento, como si fueran fotogramas diferentes de una película que está en marcha.

El dibujo se publicó por primera vez en el año 2000, luego fue retomado varias veces por matemáticos, psicólogos, y se lo conoce como “La ilusión de Ninio”, en base al nombre de su autor principal.

“Cuando los puntos negros (o blancos en esta imagen) en una cuadrícula brillante son pequeños y están coloreados en negro, tienden a desaparecer – dice el artículo original – Solo ves unos pocos a la vez, en grupos que se mueven irregularmente en la página.

Donde la percepción “desaparece”, las mallas en las intersecciones grises parecen “continuas”, creando otras intersecciones y otros puntos negros en la realidad pero que no existen”.

Pero ¿por qué sucede esto? Desafortunadamente (o afortunadamente) somos muy limitados y nuestros ojos también lo son.

La causa es, de hecho, nuestra visión periférica: si fijamos un punto específico, nuestros ojos ven mal los bordes y el cerebro intenta compensar de alguna manera, extrapolando lo que puede de la información visual a su disposición, en cierto sentido, “inventan” o “rellenan”, como si todo fuera “un gráfico continuo”, tal como una película, en busca de la continuación, nuestros ojos caminan sobre la imagen.

Información: paradigmaterrestre.com

Ideas para vivir mejor y aumentar tu calidad de vida

Las cosas que te rodean y te agradan pueden convertirse en una fuente inagotable de felicidad. Si haces de tu hogar un espacio ideal y te planteas recrearte con hobbies sencillos estarás construyendo gran parte de tu estabilidad mental y emocional, es la mejor idea para vivir mejor y aumentar tu calidad de vida

5 ideas para vivir mejor y ser feliz

1. Orden y limpieza: No piensen en la limpieza como una actividad tediosa, más bien intenta convertirlo en un hábito positivo, y al hacerlo diariamente no te tomará más de media hora si te dedicas a limpiar por áreas. Cuando empieces a notar que todo está limpio y en su lugar, inmediatamente vas a disfrutar más de la calidez de tu casa.
Debes partir de la premisa de hacer que tus espacios estén limpios y ordenados, esto hará que te agrade cada vez más estar involucrada con todos los aspectos de tu casa, puedes empezar con algún ritual para limpiar energías negativas de casa, a la vez puede apoyarte en alguna técnica propuesta por el feng shui. Haciendo esto, estarás asegurando un espacio armonioso pensado para el descanso y el disfrute.
También toma en cuenta no dejar las reparaciones para último momento, pues las cosas dañadas suelen acumularse y luego te puede resultar molesto no saber por dónde empezar, lo más práctico es que no tengas una mentalidad acumuladora, si algo ya no sirve y no tiene remedio procura deshacerte de eso, no es bueno guardar objetos en mal estado.
Puedes intentar varios métodos, pero siempre toma lo que más se adecue a tu estilo de vida y a lo que quieres mejorar. Actualmente está muy en boga las técnicas que propone la japonesa Marie Kondo.

2. Color, luz y distribución: estos tres elementos son de suma importancia en la decoración del hogar porque si sabes combinar colores armoniosos, incorporar adecuadamente la luz natural y hacer una buena distribución de los muebles puedes lograr de forma instantánea que un espacio pequeño se vea más grande de lo que es en realidad.
El color y la luz juegan un papel fundamental en tu estado de ánimo, al emplear el blanco, colores pasteles y una paleta de color asociada a la tranquilidad como los de la gama de los azules y verdes, que puedes aplicar para tu habitación, para la decoración de sala o para crear un espacio en la casa que sea solo tuyo y te sirva como lugar en donde te sientas en paz para meditar, hacer yoga o escuchar música.
Ahora bien, si lo que deseas es desarrollar algún tipo de hobbie que te haga sentir bien aquí te daremos algunas ideas para vivir mejor:

3. Colorear mandalas: lejos de ser una actividad infantil, puede servir a los adultos para relajarse y fortalecer la concentración, además contribuye a potenciar tu creatividad.

4. Jardinería: tener un proyecto del cuidado de las plantas en tu casa te puede proporcionar el centro y el equilibrio que necesitas. Además, siempre es gratificante preocuparte por un ser vivo.

5. Llevar un diario o leer por placer: leer y escribir son actividades placenteras, escribir un diario es un buen método para la reflexión, al igual que la lectura de nuevas historias.

Fuente: Objetivo bienestar.

Fotos/ Pixabay

¿Cómo se puede combatir el envejecimiento prematuro de la piel (y las arrugas)?

trrrte-tt-

¿Qué provoca el envejecimiento prematuro de la piel (es decir, las arrugas) y cómo se combate?

De las causas del desgaste cutáneo (y las arrugas), solo un 20% son inevitables

El resto depende de nuestro estilo de vida y pueden combatirse con los productos de belleza adecuados

Envejecer es algo inevitable, bonito y completamente personal, pues al fin y al cabo es un signo de haber vivido (y seguir haciéndolo) intensamente.

Sin embargo, lo que no es del todo ineludible es el envejecimiento de la piel y sus tres signos principales, que son, a saber: las arrugas, las manchas oscuras y la pérdida de firmeza en la piel.

890'1_1280De hecho, según investigaciones científicas realizadas, ha sido demostrado que sólo el 20% de los signos visibles del mencionado envejecimiento cutáneo responden a causas inevitables.

Se trataría de aquellas relacionadas con el paso del tiempo y el forzoso desgaste celular.

Contra el 80% restante de esos signos sí se puede combatir ya que dependen directamente de nuestro estilo de vida y de los factores medioambientales en los que vivimos.

¿Qué factores aceleran el envejecimiento cutáneo?

Los factores que provocan el envejecimiento cutáneo prematuro son aquellos que producen radicales libres en nuestra piel: el tabaco, la alimentación, el estrés, el calor, los rayos UV y UVA, la contaminación ambiental, etc.

Todos estos hábitos negativos suponen la microinflamación celular, un proceso que acelera la pérdida de elasticidad y la aparición de arrugas, líneas de expresión y manchas.

¿Cómo se puede combatir el envejecimiento prematuro de la piel?

En primer lugar debemos plantearnos si realmente es posible hacer frente al envejecimiento prematuro de la piel una vez avistados los signos anteriormente mencionados.

La respuesta es sí. 

Ahora bien, ¿cómo? 

En primer lugar, adoptando un estilo de vida más saludable, un cambio que implica una mejor alimentación y un rechazo a hábitos negativos como el tabaco, el alcohol o el estrés.

En segundo lugar y no por ello menos importante, ayudándonos e incorporando en nuestra rutina de belleza tratamientos y productos que actúen contra dicha microinflamación celular y los signos visibles del envejecimiento.

Hay productos en el mercado que tienen un efecto benévolo en la piel desde la primera gota.

La rapidez con la que se observan sus efectos son, probablemente, su mejor baza.

Hidratación, suavidad, luminosidad y uniformidad son algunos de los beneficios y efectos visibles en la piel después del uso dual de sérum y la crema durante dos semanas.

Tras cuatro semanas, el cambio es realmente notorio, ya que un 97% de las mujeres que han probado el tratamiento han visto una notoria mejora en los signos del envejecimiento (manchas, arrugas y firmeza) y muchas otras aseguran tener una piel más suave, más lisa, revitalizada, redensificada y menos apagada.

Dime ¿Te apetece probarlos?

Deja una nota en los comentarios y te lo explico o WhatsApp.

Fotos/Pixabay.

Fuente: Glamour

 

¡Con lo gratis que es reír y que poco lo disfrutan algunos!

1112998738_1092340574151979_7690135254632040452_n

La risa, esa habilidad única en los humanos, nos hace ser más felices, pero también más sanos. Según la ciencia, esta nos aporta una gran variedad de beneficios

“Reírse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada lo es de estúpidos”

Si sonreímos y nos reímos, el corazón se relaja y se ensancha.

La risa, es sin duda, una de las sensaciones más agradables que experimenta el ser humano.

No solo nos hace sentir realmente bien, sino que además, está demostrado científicamente que una simple sonrisa tiene múltiples beneficios para nuestra salud. ¿Sabes por qué?

Al reírnos, el córtex del cerebro se activa y libera impulsos eléctricos tan solo un segundo después de empezar a reír, expulsando así toda la energía negativa de nuestro cuerpo.

En este proceso se liberan endorfinas y una hormona llamada dopamina (muy relacionada con los estados del bienestar psicológico). Al mismo tiempo, se ha demostrado que los niveles de cortisol (la hormona del estrés) disminuyen notablemente.

Son muchos los estudios que apoyan estos resultados. De hecho, esta apreciación sobre los beneficios de la risa ya la formuló en su día el famoso neurólogo Sigmund Freud, quién observó el efecto que tenían, en especial, las carcajadas en el cerebro.

La risa no solo nos convierte en personas más felices, sino que además juega un papel social muy importante.

Los humanos comenzamos a desarrollar esta habilidad a los pocos meses de nacer y, conforme vamos creciendo, perdemos esa facilidad para dejarnos llevar por la risa ante algo gracioso.

Se podría decir que nuestro sentido de lo cómico se va modulando y haciéndose un poco más selecto para aparecer. De hecho, los adultos suelen reír entre 15 y 100 veces al día, frente a una media de 300 veces diarias de los niños.

El efecto de la risa ha sido estudiado de forma terapéutica desde los años 70.

Con ello, se ha desarrollado una técnica destinada a mejorar el estado físico y psicológico de las personas: la risoterapia.

El secreto de su éxito es que, engañando a nuestro cerebro, pues no es capaz de distinguir la risa verdadera a la provocada, podemos conseguir los mismos beneficios.

Así, la risa empieza como simulada mediante ejercicios de cuerpo en un grupo, con el contacto visual y el juego infantil, y se convierte finalmente en una risa real y contagiosa.

En la cultura china, donde investigan la risa desde el S. VI a.C., se ha estudiado incluso, cómo afecta la risa a nuestro organismo dependiendo de la vocal predominante.

Esto se debe a que la diferente pronunciación de una vocal u otra provoca diversas vibraciones internas.

No es algo aleatorio, sino que es el propio cuerpo quien decide cómo nos vamos a reír según la zona dónde necesite que se produzcan esas ondas.

Y es que cada vocal tiene un valor símbolo; movilizan emociones determinadas y potencian deferentes aspectos.

Con todo ello, está demostrado que la risa, esa habilidad única en los humanos, nos hace ser más felices, pero también más sanosSegún la ciencia, variedad de beneficios es realmente sorprendente.

Razones científicas para reír

1. La risa adelgaza

Un equipo de científicos de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tennessee (EE.UU) concluyó  que reírse durante 15 minutos al día puede ayudar a perder peso, ya que la risa hace que el corazón lata más rápido, trabajando a la vez una serie de músculos, lo que redunda en un aumento del gasto de energía.

Además, la vibración del diafragma provoca un masaje interno tanto en el estómago como en el hígado, generando jugos gástricos que reducen los ácidos grasos y nos ayudan a eliminar toxinas del organismo.

Podemos llegar a perder 2 kgs al año con nuestro aporte de risa diario.

2. La risa provoca sensación de felicidad

Lo decía Erasmo de Rotterdam: “Reírse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada lo es de estúpidos”.

Y es que la risa nos aporta felicidad.

Nuestro córtex cerebral libera impulsos eléctricos que obstruyen el paso de pensamientos negativos justo un segundo después de que empecemos a reír.

Otro de los expertos que indagó sobre el tema fue Sigmund Freud quien fue el primero en atribuir a la risa el poder de desechar de forma natural la energía negativa de nuestro cuerpo.

3. La risa combate el insomnio

Las virtudes de la risa son claras y todos los expertos coinciden. Con una carcajada se activan los casi 400 músculos que hay en el rostro, algo que sucede si tenemos un semblante serio.  Además, gracias a la risa logramos desterrar nuestros miedos y nuestras preocupaciones, que son los que normalmente nos asaltan por la noche cuando lo que intentamos es dormir plácidamente. La risa nos hace estar relajados, tranquilos y, en general, sentirnos bien. Para dormir de un tirón, nada mejor que la risa.

4. La risa alivia los dolores

En la Edad Media los bufones también se calificaban como auténticos sanadores gracias a su contribución al humor de los habitantes, ya que la risa ayuda a segregar catecolaminas y dopaminas.

El mejor ejemplo del Medievo fue Bernardino II Matello quien, a base de risas, consiguió que el hermano de Isabel de Este -gran mecenas de las artes-, Alfonso (esposo de Lucrecia Borgia), sanara por completo.

“Es imposible que imagine nadie el recreo y placer que me ha proporcionado este bufón, él ha sido la causa de que la carga de mi enfermedad pareciese más ligera”, explicaba en su carta el recuperado Alfonso en el S. XV.

5. La risa nos ayuda contra los problemas cardiovasculares

Muchas son las sustancias que se liberan cuando nos reimos: las endorfinas, la adrenalina, la dopamina y la serotonina.

Además,  a nivel psicosomático, una gran cantidad de dolencias cardíacas  tienen su centro neurálgico en la tristeza, que provoca que el corazón se contraiga.

Si sonreímos y nos reímos, el corazón se relaja y se ensancha.

6. La risa mejora la piel

Según un estudio del Hospital Sisol de Surquillo, el buen humor ayuda a cuidar nuestra piel.

¿De qué forma? Mientras la tristeza hace que las defensas del cuerpo bajen y seamos más propensos a enfermar, la risa hace que nuestro cuerpo se enfrente mejor al entorno, esté más protegido, y nuestra piel se vea con mejor color y más sana.

Además, si nos reímos a carcajadas nuestro corazón bombeará sangre a mayor velocidad con lo que es probable que también sudemos o incluso lloremos.

Todo ello nos ayuda a mejorar el aspecto de nuestra piel gracias a las toxinas que eliminamos de esta manera.

7. La risa reduce el estrés

Y es que la risa salva vidas.

Ya hemos hablado de las hormonas que segregamos cuando nos reímos.

Entre otras, las endorfinas, esas hormonas que potencian nuestro sistema inmunitario, causan un aumento de la sensación de bienestar y nos ayudan a combatir el estrés.

Es una auténtica píldora natural contra el estrés.

Así que el refrán de “al mal tiempo buena cara” ya tiene una base científica también.

Un estudio llevado a cabo por las psicólogas Tara Kraft y Sarah Pressman, de la Universidad de Kansas (EE.UU). y publicado en la revista Psychological Science, concluyó que la risa tiene un efecto en el cuerpo a un nivel químico, que provoca en quien sonríe un bienestar físico de 24 horas de duración.

8. La risa previene las contracturas

Y es que al reír relajamos prácticamente toda la musculatura de nuestro cuerpo, ya que nuestros movimientos se vuelven totalmente espontáneos.

Este nivel de relajación ayuda a prevenir las contracturas.

9. La risa despeja nariz y oídos

Las vibraciones de la risa provocan que, si estas congestionado y tienes dificultades para respirar, se libere la mucosa que se encuentra en la nariz.

También despeja los oídos.

10. La risa refuerza el sistema inmunológico

Al reír se liberan gran cantidad de endorfinas que protegen al organismo de infecciones y lo hacen más resistente a enfermedades como la diabetes, la hipertensión o el cáncer.

11. La risa combate la timidez

La risa no solo nos convierte en personas más felices, sino que además juega un papel social muy importante. Para las personas con problemas de timidez es una buena forma de perder el miedo a relacionarse con otras personas.Combate miedos y fobias, expresando emociones y favoreciendo la existencia de lazos afectivos. Además, fortalece nuestra autoestima.

12. La risa limpia los ojos

Algunas personas tienen facilidad para llorar cuando la risa es prolongada y duradera.

Gracias a esas lágrimas estamos mejorando la limpieza de nuestros ojos y ayudando a eliminar impurezas.

13. La disfrutan más las mujeres

Según cuenta Antonio Rial en su libro “Repensar el cerebro”, los estudios de neuroimagen han demostrado que en las mujeres se activan con mayor intensidad las regiones del cerebro involucradas en el procesamiento del lenguaje y la memoria de trabajo cuando escuchan o leen algo divertido.

14. La risa alivia el dolor

Los estudios también han demostrado que el humor puede reducir el dolor.

Además, del hecho de que sirve como una técnica de distracción, aumenta la producción de analgésicos naturales del cuerpo, como la endorfina y la serotonina.

15. La risa tiene el mismo efecto que la meditación

Un estudio, llevado a cabo por la escuela de medicina de la Universidad de Loma Linda en California (EEUU), incluyó una pequeña muestra de 31 voluntarios cuyas ondas cerebrales fueron monitoreadas mientras veían vídeos sobre estas tres temáticas: humor, espiritualidad y terror.

El examen de los resultados determinó que los vídeos humorísticos producían un alto nivel de ondas gamma, que son las mismas que provocan el ejercicio de la meditación, según los investigadores.

16. La risa potencia la imaginación

Al localizarse en la misma zona donde reside nuestra creatividad, la risa ayuda a potenciar, en gran medida, esta habilidad, así como la imaginación.

17. La risa mejora la memoria

Un estudio reveló que nos cuesta mucho menos recordar información que nos parece graciosa, y que estos recuerdos se consolidan mejor en el cerebro, incluso cuando ha pasado un largo periodo de tiempo.

Los resultados refuerzan la idea de que lo mejor para aprender es, sin duda, divertirnos.

18. Cultura china: reír con la “A”

Según la medicina tradicional china, reír con la “A” produce una vibración en la zona genital y abdominal: riñón, ovarios, matriz, vientre e intestino grueso.

Mejora la energía del riñón y de la vejiga.

Actúa sobre el tejido óseo, previene la osteoporosis.

Mejora el sentido del oído.

La expresión con la que se relaciona en la cultura china es el gemido.

19. Cultura china: reír con la “E”

Produce una vibración debajo de las costillas y el plexo solar.

Libera la energía del hígado, y de la vesícula biliar.

Actúa sobre el tejido muscular.

Mejora el sentido de la vista.

La expresión con que se relaciona es el grito.

20. Cultura china: reír con la “I”

Produce una vibración en la zona del cuello.

Libera la energía del órgano corazón y del intestino delgado (que es donde se fabrica la sangre, según la medicina tradicional china).

Activa el sistema circulatorio, previene las varices.

Activa sobre el sistema nervioso.

Además estimula la glándula tiroides.

La emoción con la que se relaciona es la alegría.

21. Cultura china: reír con la “O”

Produce una vibración en la zona cerebral.

Libera la energía del estómago, páncreas y bazo.

Actúa sobre el tejido conjuntivo, previene la celulitis.

Estimula la glándula pineal, la hipófisis, la pituitaria y el hipotálamo.

Actúa sobre el endoplasma celular, el núcleo celular y por tanto el ácido ribonucleico (transmisor de la aptitud).

Mejora el sentido del gusto.

Es el que nos hace posible llevar a cabo nuestras ilusiones.

La emoción con la que se relaciona es la sorpresa.

En la cultura china no se recomienda reír de forma forzada con el sonido “ jo” durante más de un minuto, porque podría producir estados de trance.

22. Cultura china: reír con la “U”

Produce una vibración en la zona de los pulmones por la espalda.

Libera la energía del intestino grueso y pulmón.

Actúa también sobre nuestros recuerdos.

Mejora el sentido del olfato.

La emoción con la que se relaciona es el llanto.

23. La risa alarga la vida

Los especialistas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) presentaron en 2015 un informe en el que demostraban que los problemas vasculares se reducían un 40% en aquellas personas que se reían de forma regular, lo que se traduce en unos 4 años y medio más de vida.34fghy

Fuente: Muy Interesante.

 

El frasco de la gratitud, para guardar agradecimientos

El frasco de la gratitud

Busca un frasco de cristal y adornalo bonito, o no, tu eliges. Pon un letrero: “ Frasco de Gratitud”

Cada día escribe en un papelito una cosa del día por la que te sientes agradecida

Cuando se termine el mes, vacíalo sobre la mesa y leelos

Vacía el frasco y vuelve a empezar. En el mismo tarro o en un tarro nuevo

06fb5dcdf0d9bc278391406143e1583fPuedes guardar los frascos por meses y, aunque los leas mes a mes, será interesante releerlos todos al final del año

Se trata de una idea que compartió Elizabeth Gilbert, autora de “Comer, rezar y amar”, consiste en hacer “el frasco de gratitud”.

Esta idea es muy sencilla de llevar a la acción y lo mejor de todo es que con el paso del tiempo verás que tiene grandes beneficios cambiar nuestra sintonía y comenzar a vivir con gratitud.

Se trata de tener un frasco de cristal vacío y diariamente escribiremos en un papelito por lo menos una cosa del día por la cuál estamos agradecidos, pueden ser cosas muy sencillas que a veces pasamos por alto, por el simple hecho de que siempre las tenemos o porque en ocasiones nos enfocamos erróneamente más en los problemas y preocupaciones que en las cosas buenas que tenemos diariamente.

Así que podremos escribir desde la fortuna de poder disfrutar de un bello atardecer, del haber disfrutado de una deliciosa comida, de haber recibido una llamada de un ser querido o quizás haber recibido buenas noticias sobre alguien que te importa mucho; dar gracias por un detalle de la persona que amas, alegrarte de tener un sueño reparador… en fin, se trata de valorar los pequeños detalles de la vida.

Con esta sencilla práctica, por muy mal día que a veces podamos tener, será más fácil apreciar y valorar las cosas buenas que tenemos, y atraer más momentos agradables a nuestra vida.

Y así, cuando tengamos un mal día, una mirada a nuestro frasco de la gratitud nos recordará que la vida está llena de cosas maravillosas que agradecer, obtendremos la fuerza y motivación necesaria para superar cualquier obstáculo, seguir adelante y luchar por nuestros sueños.

Para lograr una actitud de agradecimiento tenemos que fomentarlo todos los días, y al hacerlo por escrito es mucho más fácil recordarlo, y así siempre que lo necesitemos, podremos recurrir a leer nuestros papelitos de gratitud y tratar de ver las cosas de una mejor forma. ¡No esperes más y busca dos frascos, uno para ti y otro para regalárselo a una persona especial con la que quieras compartir esta idea, seamos agradecidos.

Feliz día.

Ordenar y tirar lo que no usas… en todos los aspectos de tu vida

limpieza

Ordenar y tirar lo que no usas… en todos los aspectos de tu vida

7 días para ordenar, tirar y ser más feliz

Siguiendo el ejemplo de quienes realizan la ‘limpieza de primavera’ y las enseñanzas de Marie Kondo te proponemos una cura détox para hacer frente al caos en una semana

28.42¿Sabías que nuestros vecinos del norte de Europa practican la llamada ‘limpieza de primavera’ o spring cleaning? Es un día –o varios– donde se limpia la casa a fondo y se ventila a conciencia tras varios meses sin apenas abrir las ventanas por el frío. A los españoles, criados en una sociedad donde el hogar se ha de mantener siempre como los chorros del oro por si viene visita y donde se ventila a diario nos resulta una maniobra harto extraña.

Como con la limpieza primaveral se pone la casa patas arriba se aprovecha para ordenar. Y para tirar lo que ya no se usa y que probablemente jamás se vuelva a usar.

Los ingleses lo llaman decluttering, un término sin equivalencia en español y que viene a significar algo así como ‘poner orden en el caos, eliminar lo innecesario y quedarse con lo esencial’. La japonesa Marie Kondo, nueva gurú del orden, reconoce que la primavera le insufla nuevas energías para meterle mano a la casa. Y de ahí a todos los aspectos de la vida.

Toma nota.

Tienes 7 días para estrenar vida

Día 1. Cambio de armario

Empieza por lo más práctico: vacía completamente el ropero. Echa un vistazo a la ropa más abrigada. ¿Qué está en buen estado y puedes guardar para la temporada próxima? Nada de jerseys con bolitas, ni con enganchones. Tira lo viejo. Sin piedad. También esas prendas que llevas años sin usar. No las guardes para estar por casa. ‘Si no vale para salir a la calle, ¿por qué vas a vestirte con ropa vieja en casa?’, se pregunta Kondo. Esto explica cómo esta sargenta de hierro del orden es capaz de sacar entre 20 y 30 bolsas de artículos inútiles de las casas de sus clientes.

Quédate con lo básico y que sabes que sí te vas a poner. Ahora ordena por colores y nada de torres de esas que al coger una camiseta de abajo se despanzurran las cinco de arriba. Enrolla las prendas y alinéalas para que sea fácil extraerlas. “Es cuestión de ordenar todo, de una vez y hacer que ese orden sea duradero”, sentencia.

Día 2. Hora del baño

No, no se trata de darte una ducha sino de organizar los potingues de belleza. Ese spray para crear ondas surferas que te dejaba el pelo como sucio, ¿vas a volver a usarlo alguna vez? ¿Y el gel fijador de cuando llevabas el pelo a lo garçon crees que vas a usarlo ahora que llevas un long bob? ¿Y esa barra de labios casi negra que solo usaste en Halloween? ¿El rizador barato y malo que no tiras por si el bueno deja de funcionar?

La lista de frascos sin usar durante meses suele ser impresionante. Mándalos al contenedor de los reciclados. Y lo mismo con los caducados. Si no recuerdas cuándo lo abriste pero acumula polvo, tíralo. Si el precio está en pesetas, también. De paso, aprovecha para limpiar las brochas de maquillaje y los cepillos del pelo. Y para tirar esas toallas de color inexplicable. Aunque sean de algodón egipcio, si el blanco tira a un gris-beige, tíralas.

Día 3. Revistas, libros y quincalla

En el cuarto de estar puedes encontrar cualquier cosa. ¿En la era de Internet realmente vas a volver a consultar los apuntes de la facultad? ¿Merece la pena acumular esa torre de revistas del corazón solo porque Busta y Paula aún estaban juntos en la portada? Al contenedor de papel. ¿Torres de best sellers que no caben en las estanterías y que presumiblemente no volverás a hojear? Dónalos.

Una vez superes estas trabas te será más fácil deshacerse de objetos pequeños dispersos por todo el cuarto de estar: souvenirs de París, bolígrafos, calendarios con el teléfono de persianistas… “Solo existen dos razones para no deshacerse de un objeto: un enganche con el pasado o miedo ante el futuro”, sentencia Kondo. Ante la duda, tíralo. Elimina también los duplicados. No necesitas siete cuadernos de notas. Con uno siempre a mano, basta. ¿Y con los cargadores? Mientras no se invente uno universal habrá que seguir almacenándolos, pero mejor si metes todos en una caja. Que sea mona, que ordenar no está reñido con decorar. Haz lo mismo con pendrives, cables…

Día 4. La prueba de Masterchef

Echa un vistazo a la cocina. Hay especias que no pueden faltar en tu cocina, pero esas que compraste en tus viajes por la India, Turquía o África, que pican como el demonio y que solo has usado una vez, tíralas. También las que no usas porque te desagrada su sabor y las que han perdido aroma. Haz lo mismo con las conservas, con la nevera y con vasos, platos, tarteras y sartenes deteriorados.

Adiós también a la cristalería ultra arañada por el lavavajillas. Hay al menos una docena de comercios con menaje a precios razonables (Ikea, Zara Home, Carrefour Home…) donde encontrarás artículos a estrenar para no sentir que vives en una pensión. Y asúmelo: si nunca haces bizcochos, deshazte de los moldes. Solo ocupan espacio y te recuerdan que nunca serás una abuelita con olor a vainilla.

Día 5. Aligera el bolso

Es increíble la cantidad de artículos insospechados que una mujer puede atesorar en tan poco espacio. Ticketsde la compra de Navidad, mecheros de cuando aún fumabas, una veintena de bolígrafos, pañuelos de papel sin bolsa, siete tampones de los de ‘por si acaso me baja la regla que no me pille desprevenida’…. Vacíalo de todo. Límpialo por dentro y por fuera. Si está viejo, tíralo. Ahora vuelve a meter solo lo imprescindible para pasar unas horas fuera de casa. Tus hombros lo agradecerán.

Día 6. Limpia el coche

El maletero y la guantera del vehículo no son una prolongación de tu bolso. Revisa, limpia y tira resgurados de la gasolinera, del parquímetro y recibos del seguro de hace diez años. En cambio ten a mano y en buen estado la documentación del coche. Si llevas cds, confirma que cada disco está en su caja. Aspira a conciencia las alfombrillas y entre los asientos, en especial, si tienes niños. Descubrirás restos de patatas fritas y gusanitos listos para someterse a la prueba del carbono 14.

Día 7. Limpieza digital.

Borra correos, whatsapps y mensajes antiguos. Acumularlos crea lo que el experto en tecnologías de la información Enrique Dans llama ‘síndrome de Diógenes digital’. Pero hay más. Plantéate si es necesario almacenar en discos duros decenas de películas que has grabado de la tele y que necesitarías vivir varias vidas para volver a ver. Tanta información puede que no ocupe metros cuadrados de tu apartamento pero genera ansiedad. Y no está la vida como para angustiarse porque no has visto todos los capítulos de Juego de Tronos.

Fuente: Objetivo Bienestar.

Foto/ Pixabay

 

 

¿Se debe aplicar la crema bronceadora antes o después de la hidratante?

sol80

No cabe duda de que la crema solar es el producto más importante de tu rutina de cuidado facial

“No importa el dinero que gastes en productos como aceites, retinol o vitamina C; si no aplicas protector solar, estás tirando el dinero”

Todo el mundo debería aplicarse crema solar independientemente de la época del año, en especial en la cara, que está expuesta al sol de forma regular.

No obstante, puede resultar confuso calibrar en qué momento de la rutina de cuidado facial es aconsejable ponérsela.

La duda más frecuente es: ¿hay que aplicarse la crema de sol antes o después de la hidratante?

La realidad es que ni siquiera los propios dermatólogos se ponen de acuerdo en la respuesta, aunque hay una cosa en la que coinciden: todo el mundo debería usar crema solar.

“Limpia, trata, hidrata y protege” (¿en este orden?)

Hay expertos que aconsejan que el momento ideal para aplicar la crema solar es en último lugar, después de cualquier tratamiento, sérum antioxidante o crema hidratante, por aquello de que la regla de oro es “limpia, trata, hidrata y protege”.

Pero hay quien aconseja hacerlo antes de usar la crema hidratante.

¿Entonces? mejor cómo tú te sientas cómoda, no se pierde eficacia por usarlo antes o después de la crema hidratante, siempre que uses la cantidad adecuada y con el factor de protección adecuado.

Volver a aplicar cada dos o tres horas

En los últimos años se ha extendido el rumor de que, en realidad, el protector solar no es tan eficaz como dice ser.

Sin embargo, a menudo, esta falta de eficacia se debe a que no se aplica la cantidad de protector necesaria ni con el factor SPF recomendado.

Yo recomiendo usar una capa suficientemente gruesa y volver a aplicar protector cada dos o tres horas si estamos al aire libre a fin de asegurar una protección óptima.

¡Cuidado con el sol! hazte un favor a ti mismo y a tu familia y no olvidéis poneros protector solar. Tu piel y la de tu familia os lo agradecerá.

Fuente: ‘HuffPost’

Foro/ Pixabay.

Relacionado:

Disfruta de tu momentazo primavera con un protector solar que es lo más.

Esta semana practicaremos el “El habito de quererte”

l80

Hábitos

Esta semana practicaremos el “El habito de quererte”

Todos quieren verte bien

Es importante que te levantes cada día haciéndoles un hueco a las actividades que sirven para cuidar de tu salud y progresar en lo que hagas.

Tu cuidado personal es una de las misiones más importantes y generosas del día.

Porque todos quieren verte bien, por unas razones u otras.

Tu familia quiere que te levantes de buenas.

Tus hijos, mascotas, amantes… Los que tengas o los que vayas a tener también.

Todos coinciden en que cortes con lo que te asfixia y en que aprendas a decir que NO a lo que te separa de ellos.

Quieren que les des tiempo de calidad.

Quieren verte comer relajado y que sonrías haciendo lo que te gusta.

Les encanta que tu buen humor les salpique.

Tus aliados y compañeros tienen interés en que protejas tu mente, que la mantengas a salvo del abatimiento y de distracciones que te aparten del objetivo que tenéis en común.

Tus jefes, clientes, proveedores, alumnos o seguidores, presentes o futuros, quieren que te organices.

Les satisface tu solvencia y verte con los recursos a tope.

Cuando estás cansado, estresado o desorientado, no les ayudas tan divinamente como cuando tienes el control y estás cabalgando sobre la ola del día.

Tus enemigos y los parientes que te odian, por descontado, quieren verte abatida y descompuesta, pero tú te presentarás erguida y compuesta.

Hacer leña del árbol caído es patético. ¿A quién le puede gustar?.

Pues hay a quien le gusta, es más, hacen de ello su actividad preferida, pero esto no va contigo

También es muy importante verte desplegando acción enérgica contra los chismosos. Agregas sentido y amenidad a sus vidas.

Por unos motivos u otros, a las personas presentes y venideras que van a entrar en tu historia les interesa verte bien.

Hasta tus ancestros se ven honrados por tu buen hacer.

Ellos lo quieren así

Sé magnánima.

Complácelos.

Para el final me he dejado a una persona.

¡Ay, cómo pudo olvidárseme!

¿Eres tú, verdad?

Mira que dejarte para lo último…que normalmente es lo que solemos hacer, pero recuerda ahora y siempre, que para poder querer, cuidar y amar, primero debes hacerlo contigo misma.

Pues, eso.

Tú eres otro interesado en estar bien, además de todos los que he mencionado  anteriormente.

Así que : quiérete mucho.

Foto/ Pixabay.

Este texto no es mío y lo reproduzco aquí porque me ha encantado

Lo he sacado íntegro de una maravillosa página  que os recomiendo que visitéis, aquí tenéis el enlace www.tusbuenosmomentos.com

 

 

 

 

 

Cómo encontrar la felicidad en las pequeñas cosas

woman-591576_1280

El refrán que dice “Es de bien nacido ser agradecido” nos recuerda la importancia de la gratitud.

Estar agradecidos por lo que tenemos en vez de estar quejándonos de lo que no tenemos es una de las claves para ser feliz.

Darnos cuenta de lo bueno que tenemos en nuestra vida y estar agradecidos por ello hace que nos sintamos más felices..

La física quántica dice que “solo existe aquello que observamos”, lo que quiere decir es que solo existe aquello a que lo que le doy “mi atención”.

 Allí donde pongo mi atención es donde va mi energía.

Así que si prestamos atención y agradecemos lo bueno que tenemos en nuestra vida estaremos creando una vida feliz.

Ya lo dice el filósofo chino Lao Tse: el agradecimiento es la memoria del corazón.

Buscar la felicidad en las pequeñas cosas

La rutina y el ritmo frenético de la vida hace que no seamos conscientes de las cosas que nos hacen felices todos los días.

Y hay muchas: despertarnos en nuestra cama, tomarnos un café, ducharnos con agua caliente, abrir el armario y elegir qué ropa me quiero poner, abrir el grifo y que salga agua potable, tener comida, llegar a casa y encontrarla calentita, tener salud, amigos, familia…

Todo eso son cosas que valoramos cuando las perdemos. 

Se nos estropea la caldera y no tenemos agua caliente, ni calefacción… Se va la luz y no podemos ver la tele, ni tener internet, ni cocinar si tenemos vitro… Darnos cuenta de lo felices que nos hacen las pequeñas cosas de nuestra vida cotidiana es otro de los grandes secretos de la felicidad.

Vivir el presente.

Mindfulness

Mientras pensamos en el pasado o en el futuro se nos escapa el presente. 

Solo existe el “momento presente”. Cuando recordamos el pasado nos traemos  los miedos del pasado al presente y cuando proyectamos el futuro traemos la ansiedad del futuro al presente convirtiendo nuestro presente en “miedo y ansiedad”.

Vivir con plenitud el instante presente no es tarea fácil, requiere esfuerzo y constancia. La mente tiende a la dispersión regodeándose en los recuerdos del pasado o en las ilusiones del futuro, pero merece la pena hacer el esfuerzo para “vivir con plenitud nuestro presente”.

La practica de mindfulness nos puede ayudar a conseguirlo, ya que nos enseña a enfocar nuestra mente en el momento presente sin darle atención a los pensamientos errantes que nos alejan de la realidad.

Pensar en positivo

Al igual que los pensamientos negativos generan ansiedad y miedo, pensar en positivo genera alegría, buen humor y capacidad para afrontar los desafíos de la vida de manera más constructiva.

Pensar en positivo hace que tengamos confianza en el futuro. Los pensamientos positivos mejoran nuestra salud nos ayuda a combatir el estrés, los dolores y las enfermedades.

Hay estudios que confirman que las personas positivas son menos propensas a sufrir de hipertensión o diabetes y, por tanto, viven más tiempo. Tener una actitud positiva te ayudará a relativizar la importancia de las cosas afrontando mejor cualquier situación.

Mantener la ilusión

Tener ilusión es uno de los motores de nuestra existencia, cuando nos ilusionamos con algo nos sentimos plenos, motivados y llenos de energía. Nos cambia la mirada, desprendemos alegría y entusiasmo. Es un sentimiento que nos da mucha fuerza, valor y energía.

La ilusión hace que queramos construir una vida mejor, un mundo mejor.  Vivir con ilusión nos da la fuerza necesaria para perseguir nuestros sueños y no rendirnos, nos llena de aliento y nos empuja a perseguir nuestros deseos. Mantener la ilusión en nuestro día a día nos hace sin ninguna duda mucho más feliz..

“Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.” Gilbert Keith Chesterton.

Foto/ Pixabay.