Quién soy: Elena Jiménez: Empresaria. Consultora.

Curiosa e incansable, me encanta escuchar a la gente y me apasiona mi trabajo.

Me gusta decir que entre todas las cosas a las que me dedico, lo que más me gusta es buscar y potenciar diferencias.

Todas y cada una de nosotras somos diferentes, del mismo modo que no hay dos ramos de flores iguales, no hay dos personas iguales.

Mi vida se compone de éxitos y fracasos, como la de todas, de intentar y no lograr, de volver a intentar y a intentar y a intentar hasta al final conseguir y, si después de todo no lo he conseguido, me he quedado con la experiencia que he ido adquiriendo en el proceso y que me ayuda a ir a buscar el siguiente proceso. Mi lema es no rendirse nunca. Cada obstáculo encontrado por el camino forma parte de mi experiencia personal y todo junto es lo que me hace ser como soy.

Más de treinta y cinco años dedicada a mi profesión y, en todo este tiempo he descubierto que, la ilusión, el empuje y las ganas no desaparecen con la edad. Al contrario, hacen que esté más preparada que nunca y quiero compartir esta experiencia con todas vosotras, sin importar ni la edad, ni la experiencia que tengas.

Si amigas, hay vida más allá de los cincuenta.

A todas, quiero deciros que, precisamente, ilusión, empuje, ganas, y sobre todo, no tener miedo ni a ganar ni a perder son nuestro nexo de unión.

Te invito a conseguir tus sueños, desde la convicción de que eres lo que haces y que, si bien es bueno hacerlo bien, no lo es menos hacerlo saber.

Puedo asegurarte que tú puedes ser tu propia embajadora, tu propia marca, tu propia relaciones públicas.

Si quieres emprender una nueva etapa en tu vida, si quieres un cambio, si por fin te decides a ir en busca de lo que siempre has soñado, aquí estoy, nos ayudaremos mutuamente en busca de la diferencia que te llevará a esta felicidad que vas buscando. Entre las dos haremos posible que te dediques a lo que te apasiona, disfrutarás y serás tu propia “jefa”

Y si tenemos preguntas, buscaremos las respuestas y no vamos a parar hasta encontrarlas.

Así que, ¡si quieres acompañarme … Vamos!

Deja un Comentario