Sobre como tener y mantener siempre los dientes blancos

El color de nuestros dientes es algo que nos preocupa.

Aquí van algunos consejos para que puedas tenerlos y mantenerlos, porque una buena higiene bucal es también sinónimo de una buena salud. 

Primero, siempre, siempre visitar al profesional, él nos informará de cualquier problema que podamos tener y cómo solucionarlo.

…y desde casa hay una serie de hábitos que podemos implementar que nos permitirán tener esos dientes blancos, que tanto gustan a todos.

Primero debes tener en cuenta que, de la misma manera que no hay dos personas iguales, tampoco todos tenemos el mismo tono de blanco en los dientes, es por eso que aún después de un blanqueamiento no tiene el mismo efecto en todas las personas igual.

Bueno, realmente no existen dientes 100% blancos. De hecho, su coloración puede variar dependiendo de las capas del diente y de la herencia, los cuales definirán la calidad del esmalte, el grosor y color de la dentina.

Todos ellos influyen en la tonalidad final del diente, que generalmente es amarillo, marrón y gris.

Cada persona es única y, en consecuencia, el color de sus dientes también lo es.

Hay diferentes tonos de blanco en los dientes que varían entre diferentes personas y, porque normalmente los dientes se manchan con el paso del tiempo.

¿Por qué se manchan los dientes?

Las manchas en los dientes pueden aparecer por múltiples razones. Un deterioro en nuestro esmalte hará que nuestros dientes se vean más amarillos. Alimentos ácidos, el bruxismo o cepillarnos los dientes con gran fuerza puede deteriorar nuestro esmalte y hacer que nuestros dientes pierdan su color natural.

Por otra parte, el consumo de alimentos como café, el alcohol o hábitos como fumar, hará que nuestros dientes se vean marrones.

También algunos alimentos  manchan nuestros dientes

Los dientes suelen venir de fábrica (😁) con un color personalizado para cada uno, gracias al esmalte que cubre las demás capas (dentina y “pulpa”), sin embargo este color se va perdiendo debido a que este esmalte debe soportar los efectos de masticar los alimentos, el roce de los dientes entre sí, traumas y el ataque de los ácidos causados por el azúcar y otros alimentos.

Hay alimentos que aunque pueden ser muy nutritivos, suelen manchar mucho los dientes:

  1. Café, té y vino: son algunas de las principales bebidas que manchan nuestros dientes debido a la coloración, la acidez y a los cromógenos que son los que causan la pigmentación.
  2. Limón: increíble pero cierto, a pesar de que sabemos o hemos escuchado que el limón es muy bueno para blanquear, es un cítrico y su ácido provoca que el esmalte se desgaste dejando percibir el color amarillento de la dentina y, además, tus dientes quedan sensibles.
  3. Remolacha: es una alimento rico en vitaminas y minerales, pero también con un alto grado de pigmentación natural que puede repercutir en tus dientes.
  4. Salsas: la salsa de soja, de tomate… puede manchar tus dientes poco a poco debido a las altas concentraciones de pigmentación y colorantes artificiales.

Bien, todos tenemos que ir al dentista para una correcta salud dental y bucal, pero también podemos ayudarles a mantener más tiempo esta salud bucal y dental de la que os hablaba antes.

Consejos

Cuidar nuestros hábitos de higiene bucodental, nuestra alimentación, evitar hábitos nocivos como fumar o beber alcohol… son algunos de los consejos que harán que nuestra boca luzca en perfecto estado.

No hay que olvidarse que se debe visitar al dentista cada 6 meses o, como mínimo, una vez al año para que nuestro cuidado bucodental sea perfecto.

Cuida tu limpieza bucal

La limpieza bucal diaria junto con limpiezas bucales profesionales periódicas son las principales herramientas para acabar con el sarro y la placa de nuestros dientes que suelen ser responsables de hacer que se vean los dientes de un color amarillento debido a la película adherente que forma encima del diente. Por lo tanto, la limpieza tendrá un papel muy importante para que nuestros dientes siempre se mantengan blancos.

 Ojo con los remedios caseros

Hay muchos remedios caseros que indican ser efectivos para blanquear los dientes, pero algunas veces suelen ser abrasivos con el esmalte, así que hay que tener cuidado.

 ¡Cuidado con los alimentos que manchan tus dientes!

Como bien sabemos, hay alimentos que, al masticarlos, pueden variar la coloración natural de los dientes. Entre ellos se encuentran los más comunes como el café, el té y los vinos (tinto y blanco).

No obstante, no podemos olvidarnos de algunos no tan conocidos pero que, sin lugar a dudas, pueden decolorar tu sonrisa. En este caso hablamos de alimentos ácidos como la naranja y el limón, frutas y verduras con colores intensos como las frambuesas y la remolacha, los refrescos carbonatados, las bebidas energéticas y algunas salsas como el kétchup y la salsa de soja.

Por lo tanto, intenta evitar estos alimentos y, si lo consumes, realiza una buena higiene bucal justo después.

También hay alimentos que tienen propiedades  blanqueadoras

Entre ellos encontramos:

  • El brócoli y la coliflor: requieren mucha masticación, haciendo que el cuerpo segregue más saliva y actúe como un limpiador natural.
  • Las fresas: contienen una enzima que hace que los dientes estén más blancos.
  • Los lácteos: su ácido láctico fortalecen el esmalte de los dientes y los blanquea.
  • Las manzanas: al masticarlas limpiamos la boca.
  • El apio: contribuye a mantener los dientes blanco y las encías sanas.

 

El vinagre de manzana: que tiene propiedades blanqueadoras naturales, aunque los resultados no son instantáneos, utilizarlo como enjuague ayuda a eliminar las manchas y a blanquear los dientes, ¡Ojo! esa técnica hay que usarla con moderación ya que un uso excesivo podría dañar los dientes debido a su concentración ácida.

El Cepillo.

Tanto si es manual como si es eléctrico hay que cambiar de cepillo o de cabezal cada tres meses. El cepillo es un elemento que suele albergar multitud de bacterias y pasado este tiempo pierde eficacia el cepillado.

Evita cepillarte de manera brusca, eso hace que tu esmalte sufra y puede hacer que tus dientes se vuelvan más amarillos.

Utiliza hilo dental al menos una vez al día para eliminar restos de alimentos de tus dientes que no se hayan podido eliminar con el cepillado.

En el momento de enjuagar, aunque la mayoría de las personas utiliza agua frasca y clara, la utilización de un un locutorio elimina las bacterias de la boca.

 Cepillar la lengua

Las manchas blancas en los dientes pueden ser evitadas siempre que se tenga una buena higiene dental, y esto incluye el cepillado de la lengua.

Y claro, utilizar productos blanqueantes para el cepillado de los dientes, que sean clínicamente probados, mejor sin peróxidos ni agentes abrasivos.

Se ha comprobado también que unos labios de determinado color pueden hacer el efecto visual para que los dientes luzcan más bancos, entre los más usados están los tonos frambuesa, malva  y brillantes que  aseguran una capa perfecta de brillo y una sonrisa de foto además de mantener tus labios hidratados.

Fuente. Adeslas. Dentimagen. Nu Skin.

Pásate por la tienda (Menú principal) , elige tu país para más información sobre: Dentífricos blanqueadores, anti-placa, cepillos dentales y brillo de labios para acentuar el efecto visual del blanco de tus dientes, este en particular tiene un  sabor delicioso con un toque de vainilla y menta. Con los beneficios antioxidantes de las vitaminas E y C, deja tus labios flexibles, suaves y tersos y un espray bucal anti-placa que mantiene la boca fresca durante todo el día. Utilízalo cada vez que no puedas cepillarse los dientes para conseguir una sensación de limpieza. Proporciona la acción anti-placa.

Y sonríe, tú solo sonríe.