Es primavera, la estación de las flores, dicen que la primavera la sangre altera…

solares6

Pimavera, la estación de las flores y con ella los primeros rayos de sol, el calor, las ganas de salir y que nos dé, de  cafés en las terrazas con los y las colegas, de canciones y poemas que narran amores fugaces pero intensos…

Nos sentimos personas más contentas, sanas, felices y dinámicas, las hormonas se nos revolucionan … Porque quién por estas fechas no ha oído eso de:

“Si es que la primavera la sangre altera”

sun-glasses-159724_960_720Desde siempre, se ha relacionado la primavera con la revolución de las hormonas, con el amor, con el incremento del apetito sexual… Es cierto que nos vemos afectados por los cambios estacionales, pero en el caso de la estación de las flores, el hecho de que los días sean más largos incide directamente en nuestro organismo.

El aumento de las horas de luz provoca un incremento de la serotonina, un neurotransmisor que mejora el estado de ánimo y, por el contrario, disminuye la melatonina, inhibidora del deseo sexual.

Además, el buen tiempo y el sol favorecen la hipófasis, un proceso por el cual el cuerpo segrega más feromonas, hormonas sexuales. A esto hay que añadir que el calor dilata los vasos sanguíneos, lo que mejora la respuesta sexual…

Desde luego yo siempre intuí que la naturaleza influía mucho en nuestro organismo. Ella sí que sabe… así que yo lo tengo claro, esta primavera a aprovechar el buen tiempo para salir.

Y salir significa que el sol estará presente, paseándose por nuestra piel por más tiempo y nos acariciará con su calidez.

Además, las vacaciones de Semana Santa que está llegando (en diez días poco más o menos), invitan al relax, al sol,  el de la playa, el de la montaña o el de la  ciudad, da igual, queremos absorver toda la vitamina D posible, toda la que nos hemos perdido durante el invierno. Continua Llegint